Se mantiene el escenario del 2017

La producción de petróleo cayó 3,4% en enero y la de gas subió un 0,7%

La liberación de precios de los combustibles y el alza del crudo en el mercado internacional no alcanzan todavía para generar más inversiones.

La producción de petróleo disminuyó un 3,4% en enero y la de gas tuvo una leve suba del 0,7%, según los datos informados por el Ministerio de Energía. Se mantiene así la situación de 2017 con descenso en la extracción de crudo y desaceleración del crecimiento en la de gas.
La reducción en la producción de petróleo ya no muestra las tasas negativas de más del 7% de algunos meses del año pasado, pero también hay que considerar que en enero de 2017 había decrecido un 5,2% con relación a igual mes del año anterior. Si se toma el período 2015-2018, la caída llega al 10% para el primer mes del año, pasando de 2.628.178 metros cúbicos a 2.365.530.
En enero, la producción de crudo de YPF disminuyó un 4,02% en términos interanuales, y la de Pan American Energy (PAE), aumentó un 2,7%. Con volúmenes más reducidos, la extracción disminuyó un 4,1% en Pluspetrol, un 10,5% en Sinopec, la empresa de capitales chinos que está en proceso de venta, y un 14% en Tecpetrol, la petrolera del grupo Techint que desinvirtió en el Golfo de San Jorge para centrarse en un área gasífera no convencional de la cuenca neuquina.
En lo que se refiere al gas, desde la cartera que conduce Juan José Aranguren se informó que en enero de 2018 se extrajeron 3.842,7 millones de metros cúbicos y si se compara con igual mes de 2015, el aumento fue del 6,8%. Sin embargo, el alza se va desacelerando: este año el aumento fue del 0,7%, en 2017 del 2,7% y en 2016 del 3,2% siempre en términos interanuales.
En enero de este año, decrece por primera vez en varios meses la producción de gas de YPF con una baja del 3,17% a 1.267,3 millones. La de Total, la segunda productora del país, se redujo un 1,7% a 1.013,6 millones, y la de PAE un 3,76% a 450,6 millones de metros cúbicos. Estas reducciones tienen relación con la decisión del gobierno de garantizar un precio de u$s 7,50 solo al gas de las áreas no convencionales como las de Vaca Muerta y en parte con la demora oficial para pagar los subsidios de 2017 del llamado Plan Gas que fue iniciado por la administración de Cristina Kirchner y terminó en diciembre pasado.
Sin embargo, petroleras más pequeñas mejoraron la extracción: YSUR, una subsidiaria de YPF, mostró un ascenso del 16,8% a 136 millones, CGC del Grupo Eurnekian un alza del 37,2% a 110,9 millones, Enap de Chile una suba del 39% a 100,7 millones, y Tecpetrol del 30,8% a 144,4 millones. En estos casos, estaría influyendo el mejor precio que las empresas están obteniendo debido a los aumentos de tarifas (en torno a u$s 5), aspecto que en cambio no termina de convencer a las mayores productoras, y que algunas de las nombradas, como Tecpetrol, están empezando nuevos desarrollos en yacimientos no convencionales.

 

Fuente: Ministerio de Energía y Minería de la Nación

Compartir