Petrobras calcula que hay 3.000 millones de barriles de petróleo sin explotar en la Argentina

Las reservas gasíferas, en tanto, llegarían a los 13 trillones de pies cúbicos

La estimación fue realizada por José Carlos Vilar Amigo, gerente ejecutivo para Latinoamérica de la petrolera brasileña. A su entender, buena parte del potencial hidrocarburífero argentino se concentra en los depósitos aún no desarrollados de crudo y gas no convencional.

Si bien la Argentina está lejos de los tres principales reservorios de combustibles fósiles en Latinoamérica (Venezuela, Brasil y México, en ese orden), lo cierto es que aún posee cerca de 3.000 millones de barriles de petróleo y alrededor de 13 trillones de pies cúbicos (TCF’s) de gas natural sin explotar. Así lo precisó José Carlos Vilar Amigo, gerente ejecutivo para la región de Petrobras.

Según sus proyecciones, en el corto y mediano plazo el mundo seguirá dependiendo fuertemente del crudo y del gas, que hoy representan un 30 y un 22% respectivamente de la matriz energética global. “Para abastecer la futura demanda planetaria se necesitará hallar nuevas reservas que oscilen en torno a los 40 y 50 millones de barriles de petróleo por día (bpd)”, puntualizó el directivo, en el marco de la última conferencia regional ARPEL 2011.

En base a cálculos conservadores, detalló que hoy existen unos 3,6 trillones de barriles de crudo equivalente en hidrocarburos no convencionales a nivel mundial. En ese sentido, destacó que Brasil cuenta con reservas por 13.000 millones de barriles petroleros y 3 TCF’s gasíferos.

“En Venezuela esas cifras son de 186.000 millones y 200 TCF’s; en México de 3.000 millones y 17 TCF’s; en Colombia de 3.000 millones y 4 TCF’s; en Bolivia de 1.000 millones y 28 TCF’s; en Perú de 1.000 millones y 11 TCF’s y en Trinidad & Tobago de 1.000 millones y 5 TCF’s”, enumeró.

En cuanto a la Argentina, resaltó que buena parte de los 3.000 millones de barriles de petróleo y los 13 TCF’s de gas estimados proceden de depósitos hidrocarburíferos no convencionales. “Dentro de ese incipiente segmento hay grandes oportunidades en Neuquén, que posee un potencial geológico similar al de Wyoming (Estados Unidos)”, comparó.

Principales retos

De acuerdo con Vilar Amigo, en los últimos cinco años se descubrieron en Latinoamérica 15.000 millones de barriles equivalentes de petróleo, volumen similar al de la totalidad de las reservas probadas en Brasil.

No obstante, más allá de las oportunidades de inversión que por estos días ofrece la región, advierte la existencia de una serie de desafíos que la industria de Oil & Gas deberá afrontar exitosamente si quiere seguir creciendo.

“Las principales dificultades en el ámbito hidrocarburífero latinoamericano se vinculan con el sindicalismo, el nacionalismo, las tensiones diplomáticas, los conflictos con las comunidades aborígenes y la burocracia. Asimismo, habrá que superar la escasez de proveedores locales, las diferencias culturales, los precios del gas, los riesgos inflacionarios y los retos tecnológicos, entre otras variables”, apuntó el ejecutivo.

En consonancia con su postura, José Luiz Orlandi, director del Instituto Brasileño de Petróleo, Gas y Biocombustibles (IBP), subrayó las deficiencias que aún persisten dentro del subcontinente en términos de infraestructura y logística. “Faltan ferrocarriles, ductos, rutas e instalaciones portuarias”, criticó.

Por otro lado, sostuvo que aún hay demasiada burocracia, falencia común de los países latinoamericanos. “En ese sentido, tenemos mucho por aprender de nuestros hermanos de Norteamérica”, aseveró.

Desde su perspectiva, si se tienen en cuenta las reservas existentes actualmente en todo el continente americano no puede decirse que el eje del mercado mundial se haya corrido de manera definitiva, pero sí debe destacarse que hay un mayor equilibrio en la relación de fuerzas con Medio Oriente. “De todos modos, la industria regional sigue necesitando inversiones millonarias”, recalcó.

Apuesta local

En la Argentina, los principales activos productores de petróleo que posee Petrobras son Medanito-Jagüel de los Machos, en Río Negro y en La Pampa; El Tordillo, en Chubut; y Puesto Hernández, en Neuquén.

En cuanto al gas natural, cuenta con la concesión de Santa Cruz I en la provincia homónima, además de los activos Sierra Chata y El Mangrullo, situados en suelo neuquino. Específicamente dentro del rubro gasífero no convencional, su activo más promisorio es Río Neuquén.

La empresa realiza exploraciones en varias áreas vecinas a sus yacimientos en producción. Asimismo, cuenta con permisos de exploración otorgados en la cuencas Noroeste, Austral y Neuquina, y en áreas del Mar Argentino, donde actúa en asociación con la estatal Enarsa.

A escala planetaria, Petrobras es líder absoluto en términos de exploración y producción en aguas profundas. De hecho, en 1992 recibió el premio de la Offshore Technology Conference (OTC), reconocimiento internacional a la tecnología productiva hasta los 2.000 metros de profundidad.

Dos años después, batió un récord mundial al producir a 1.027 metros. Hoy, la compañía mantiene su liderazgo en la extracción hidrocarburífera en aguas profundas y ultra profundas (incluso a la marca tope de 1.853 metros). Actualmente, Petrobras vuelca su conocimiento y tecnología off shore en áreas del Mar Argentino.

Compartir