Mendoza busca sacar provecho de su porción de Vaca Muerta

La expectativa está puesta en una fracción que se encuentra debajo de la localidad de Malargüe. Confían en la amplificación de una industria que, pese aun en su nivel actual, aporta el 20% del producto bruto geográfico de la provincia.

Vaca Muerta es el nombre de la principal formación de gas y petróleo no convencional de la Argentina y es, además, el tercero del mundo. Hoy la producción de petróleo y gas no convencional, más allá de los costos extractivos, cambió el peso de la balanza y de la dependencia para ese país y algunas de las principales empresas productoras en Estados Unidos miran a la Argentina para desarrollar iguales tareas a las de su país de origen. Tal es el caso de Chevron.

De cualquier manera, las inversiones que se necesitan en este área petrolífera, que se encuentra en Neuquén y Mendoza, es de por si multimillonaria y requiere de capital externo, por lo cual no basta con lo declamativo sino que el país y las provincias involucradas den el contexto jurídico ante ciertos vacios legales, es decir, las previsiones necesarias para hacer posible las inversiones.

Es por ello que el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, firmó el 9 de marzo el decreto 248/18 con el que reglamentó las condiciones ambientales para la exploración y explotación del recurso. En la provincia confían que esto permitirá la amplificación de una industria que, pese aun en su nivel actual, aporta el 20% del producto bruto geográfico de la provincia.

La expectativa está puesta en una fracción de Vaca Muerta que se encuentra debajo de la localidad de Malargüe. Allí la empresa El Trébol, que formó Phoenix Global Resources junto a Andes Energía, realizó cuatro pozos exploratorios con los que obtuvo buenos resultados.

La formación no convencional en el sur de Mendoza promete una buena perspectiva de shale oil (petróleo). Creen que se trata de un crudo liviano, el que mejor precio tiene en el mercado, similar al que se extrae en Neuquén y que los yacimientos convencionales mendocinos no ofrecen.

Las firmas deberán presentar una evaluación de impacto ambiental y no podrán utilizar agua subterránea apta para consumo humano. Al haber tomado la iniciativa en la materia, Mendoza aspira a ser la primera provincia en tener un reglamento específico, y por ello quieren duplicar la inversión petrolera.

 

Fuente: Real Politik

Compartir