Las regalías petroleras crecieron casi un 14% durante el año pasado

El alza responde a la mejora de precios y no al aumento de la producción

Las provincias con producción de crudo cobraron, en conjunto, 1.240,7 millones de dólares en concepto de regalías durante el año pasado, contra los u$s 1.092 millones de 2009. Chubut lideró las recaudaciones con u$s 389 millones, seguida por Neuquén y Santa Cruz, que rondaron los u$s 250 millones cada una. Las regalías gasíferas se mantuvieron casi invariantes en torno a los $ 1.300 millones.

Las regalías petroleras que pagan las operadoras privadas –equivalentes al 12% de la producción del hidrocarburo– crecieron casi un 15% durante el año pasado, con lo cual se recuperaron de la caída registrada en 2009, cuando por los efectos de la crisis, que motivaron el descenso del precio del barril, terminaron muy deprimidas.

Las 10 provincias productoras de crudo recaudaron, en conjunto, 1.240,7 millones de dólares en 2010, según datos de la Secretaría de Energía, que dirige Daniel Cameron. La cifra es, en rigor, un 13,65% mayor que la de 2009, cuando se cobraron u$s 1.092 millones, y un 5% superior que la de 2008 (u$s 1.165 millones). Sin embargo, la recuperación de las regalías no obedeció a un alza de la extracción de crudo (que, por el contrario, se retrajo un 2,3% con relación a los números de 2009) sino que fue el resultado de la suba de los precios internos del hidrocarburo, que crecieron entre un 10 y un 15%, según su calidad. El petróleo Medanito, el más rico en derivados medios (naftas y gasoil), que se obtiene en Neuquén, cotizaba en diciembre a 50 dólares, contra los u$s 44 de principios de 2010.

El crudo Escalante, oriundo de Chubut, escaló de 42 dólares en enero de 2010 hasta los u$s 48 con los que cerró el año. “La recuperación de los importes locales sirve para paliar el gasto público de las provincias, que se elevó con fuerza en los últimos años por el encarecimiento de los salarios de los trabajadores estatales”, reconocieron desde Neuquén, el segundo mayor productor de crudo.

El ranking de regalías petroleras es liderado, desde 2007, por Chubut, que encabeza la oferta de crudo con más del 30% del total. La provincia gobernada por Mario Das Neves ingresó a sus arcas u$s 389 millones durante 2010, un 31% de lo recaudado a nivel nacional. Más atrás se ubicaron Neuquén, con u$s 259 millones, y Santa Cruz, con u$s 250 millones.

Otra historia se registró en el caso del gas natural. Las regalías de 2010 casi no registraron variación con relación a las de 2009: apenas crecieron un 0,5 por ciento. De 1.250 millones de pesos pasaron a $ 1.302 millones en 2010. La mayor recaudación la anotó Neuquén, con $ 760,1 millones, seguido muy de lejos por Salta, con $ 167 millones.

En descenso

Una vez más en 2010 el sector hidrocarburífero mostró una baja en sus niveles de extracción, algo que en el sector privado explican por la madurez de los yacimientos locales y la falta de estímulo a la inversión de riesgo que se origina en los bajos precios de la energía.

De acuerdo con números oficiales, la producción de gas registró una nueva caída, algo que se repite por cuarto año consecutivo y preocupa sobremanera en despachos oficiales.

El petróleo también mostró una baja, aunque menor y en cierta forma controlada, dado que eso ocurre casi sin interrupciones desde 1998, cuando el país alcanzó el récord de producción.

La corroboración de la tendencia negativa de la producción local obligará al Estado a reforzar, por medio de importaciones, la oferta energética, elevando aún más los ya cuantiosos subsidios que recibe el sector (el año pasado contabilizaron más de 20.000 millones de pesos).

Los mayores productores de gas, Neuquén y Salta, perdieron un 4 y un 15,26% de su oferta a lo largo de 2010. A nivel país, la caída rondó el 3% en el año, de acuerdo con datos de la Secretaría de Energía.

La producción de crudo, en tanto, cayó en 2010 un 2,3 por ciento. Se extrajeron 35,314 millones de metros cúbicos (MMm³), contra los 36,148 MMm³ de 2009.

Las razones que explican el descenso se dividen por tipología: por un lado, están las que obedecen a la geología nacional, que dan cuenta de una maduración de los principales yacimientos del país (en especial los gasíferos) y una consecuente pérdida de rendimiento productivo. Por otro lado, existen elementos determinantes ligados a la capacidad de acción del Estado. El sostenimiento de un régimen de precios internos desfasados de los internacionales, que fija el valor del barril local como resultado del sistema de retenciones a la exportación creado por el kirchnerismo en 2007, no incentiva –a entender de la industria– la inversión en la búsqueda de hidrocarburos en nuevas áreas.

Para Jorge Lapeña, ex secretario de Energía, el mayor problema es el descenso de la exploración. “La inversión en esa materia es hoy mucho menor que la de décadas anteriores. En los ‘80 se colocaban 100 pozos exploratorios, en los ‘90 un poco menos, pero ahora apenas se colocan entre 15 y 20 pozos por año”, advirtió el director del Instituto General Mosconi a Revista Petroquímica, Petróleo, Gas & Química.

Altas y bajas

La retracción se sintió con mayor fuerza en Neuquén, donde la oferta de crudo se redujo  un 6 por ciento. El reducto patagónico, que supo ser el mayor productor de petróleo del país, sufre la misma condición que lo aqueja en el gas natural: sus campos ya no rinden como en tiempos anteriores, por lo que desde 2000 su extracción decrece año tras año.

Sin embargo, desde la provincia gobernada por Jorge Sapag están impulsando la exploración de áreas secundarias para revertir esa tendencia. “A mitad de año lanzaremos la cuarta ronda licitatoria de áreas de exploración, con lo cual superaríamos los 30 bloques ofrecidos desde 2009”, destacó Rubén Etcheverry, presidente de Gas & Petróleo del Neuquén, la petrolera provincial.

La misma curva decreciente transita Mendoza, que perdió 3,2 puntos porcentuales de su oferta, que alcanzó los 5,34 MMm³ de petróleo durante el año pasado. La única que registró una leve alza fue Santa Cruz, cuya producción se incrementó un 0,3% a pesar de las medidas de fuerza gremiales que mantuvieron interrumpida la actividad petrolera por más de un mes. La provincia patagónica contribuyó con 6,89 MMm³ de crudo.

La performance de Chubut, el principal productor de crudo del país, a partir del buen rendimiento de Cerro Dragón, el yacimiento estrella de Pan American Energy (PAE), anotó una baja del 1,62 por ciento. En 2010 se extrajeron 9,57 MMm³ de crudo, contra los 9,73 MMm³ de 2009.

Compartir