Además de la pérdida de productividad

Las protestas petroleras generan u$s 614.000 de pérdidas por día a las provincias

Los sostenidos conflictos laborales en la industria petrolera les hace perder a las provincias afectadas, por día de paro, unos u$s 614.000 dólares en concepto de regalías e Impuesto a los Ingresos Brutos que dejan de percibir, y en rebotes negativos posteriores del freno en la actividad.

La radiografía pertenece a un informe realizado por una de las empresas del sector, que determina que los distritos dejan de percibir en forma directa u$s 270.000 en los rubros de regalías y de la percepción del impuesto a los Ingresos Brutos.
Pero a ello se suma además que, una vez terminada la huelga, las provincias pierden otros u$s 177.000 por el tiempo que demora un yacimiento en recuperar su nivel de actividad, y otros u$s 167.000 por el costo de oportunidad perdido durante el parate en la producción.
El relevamiento sobre la industria petrolera, donde tras seis meses de haber sido anunciado el acuerdo de productividad del sector no se cumple en su totalidad, puso de manifiesto así que la persistencia de conflictividad laboral obstaculiza la llegada de inversiones y resta recursos a las provincias.
Según fuentes del sector, el punto que genera más conflictos es el artículo 12, que establece las dotaciones necesarias para los equipos de fractura en 16 personas, de las cuales 13 deben ser petroleros de base y 3 jerárquicos. En cambio, el sindicato pidió que se revise esa cifra para que sean 19 operarios, 16 petroleros de base y 3 jerárquicos.
En medio de las urgencias de cuenta que atraviesan las provincias, con epicentro en Santa Cruz, estas medidas de fuerza profundizan los desequilibrios.

Compartir