Condiciones de mercado

Por la suba de combustibles, Santa Cruz ganaría 35 millones de pesos más en regalías

Las productoras advierten que, por el precio internacional, el aumento de combustibles se replicará en el costo del barril de crudo. Para la provincia, pasaría de US$ 50/51 a 55 por unidad, lo que en la práctica implica un ingreso “extra” de $ 35 millones al mes.

Luego de que las refinadoras sorprendieran con la aplicación del retrasado aumento de los combustibles, subiendo entre 10 y 12% los precios de pizarra, ahora la puja se trasladó entre las empresas productoras y las refinadoras.
La liberación del mercado que determinó el Ministerio de Energía a fines de septiembre es la luz verde que productores entienden permitirá una renegociación del precio del crudo en el comercio interno.
Lo real es que los productores pretenden subir el valor doméstico del barril en la misma magnitud que actualizaron sus ingresos los refinadores. Pero no se basan en la suba de precios de los combustibles, sino en la comparación del precio local con el que hoy ostenta el crudo de Brent.
Los productores no integrados –como Pluspetrol, Chevron, Sinopec, Entre Lomas, Tecpetrol y CGC, entre otros- pretenden elevar un 10% el precio local del petróleo en los próximos tres meses. Consideran, por ejemplo, que el precio interno del Medanito –el crudo de tipo liviano que se produce en Neuquén- debería pagarse en la actualidad por encima de los 59 dólares. Toman como referencia la cotización internacional del Brent, que esta semana abrió a US$ 57,70.
En tanto, los productores de crudo liviano –Chevron suele comercializar su producto con YPF y Pluspetrol con Shell- aún no facturaron el crudo entregado durante octubre. Tampoco lo hicieron las petroleras del Golfo San Jorge, que produce Escalante y Cañadón Seco. “En septiembre, los crudos de Chubut y el norte de Santa Cruz se vendieron entre US$ 50 y US$ 51. Con estos precios internacionales, el import parity (paridad de importación) se ubica cerca de los US$ 55”, señalaron referentes de una petrolera con operaciones en el Golfo San Jorge.
Esto implica que las regalías hidrocarburíferas que perciben las provincias subirán en la misma proporción que se eleva el precio de comercialización. De esta forma Santa Cruz, que en la actualidad percibe entre $ 320 y $ 350 millones incrementará esa cifra en un 10% aproximadamente, lo que significa que llegará a fin de año, si la producción se mantiene invariable, con ingresos que se ubiquen entre los $ 380 y 390 millones.
En la puja se cree que eso no será de un día para el otro y se continuará, aunque sin la intervención de Energía, con una suba escalonada de tal manera que la convergencia total, finalmente, se haga (tal y como estaba acordado inicialmente en el convenio tripartito), el 1º de enero de 2018, pero aún no hay nada dicho.

Compartir