El INTI y la Industria Argentina en la encrucijada

Por el Ingeniero José María Fumagalli

INTI depende del Ministerio de Producción con carácter de organismo descentralizado; fue creado en diciembre de 1957 para brindar apoyo técnico a la industria nacional mediante la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías y la aplicación de las existentes.

También, certifica estándares y especificaciones técnicas que aseguran la calidad de los procesos, bienes y servicios producidos en el país, y reproduce y mantiene los patrones nacionales de medida y difunde su exactitud, como instituto nacional de metrología de la Argentina, para garantizar la calidad en las mediciones relacionadas con el cuidado del ambiente, la salud, los alimentos, la seguridad pública, la equidad en el comercio y la calidad de la producción industrial.

En definitiva su actividad se focaliza en el desarrollo tecnológico de la industria argentina; por tanto sus actividades deben responder a las necesidades de la industria y contribuir a concretar un proyecto estratégico para la industria argentina.

¿Cuál es ese proyecto estratégico? Lamentablemente no existe o al menos no lo conocemos.

¿Quién es el responsable de prepararlo y llevarlo a cabo? Esta respuesta sí la conocemos: el Ministerio de Produccióni, posiblemente con la asistencia de la Secretaría de Industria.

Según el artículo 20 bis de la Ley de Ministerios vigente, compete al Ministerio de Producción asistir al Presidente de la Nación y al Jefe de Gabinete de Ministros, en orden a sus competencias, en todo lo inherente al desarrollo productivo, a la industria y el comercio.

Sus competencias en relación al desarrollo industrial incluyen: entender en la determinación de los objetivos y políticas del área, los regímenes de promoción, políticas y programas para el fortalecimiento de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas y para el desarrollo regional y de zonas de frontera; ejecutar y controlar la ejecución de los planes, programas y proyectos del caso conforme las directivas del PEN; entender en la normalización y control de calidad de la producción industrial y en la normalización, tipificación e identificación de mercaderías y en el régimen de pesas y medidas y en su ejecución en coordinación con las áreas competentes; promover una planificación estratégica para el desarrollo y la transformación productiva, diseñando sistemas de información y análisis para el diseño y gestión de las políticas de desarrollo productivo; entender en la ejecución y seguimiento del impacto de las políticas productivas para el desarrollo de sectores, ramas o cadenas de valor de actividades económicas.

La situación actual

En 2017 el INTI contrató con Tecnalia, una consultora internacional de origen vasco y de reconocido prestigio, un proyecto para la reestructuración del INTI. El costo de la consultoría ascendió a € 295.000 y su monto total fue transferido por anticipado a la cuenta de esa empresa el 15,01,18. La presentación completa del proyecto elaborado por Tecnalia esta disponible en www.tiempoar.com.ar/articulo/view/74348)

Pocos días después del pago las autoridades del INTI anunciaron 258 despidos de su personal, en apariencia seleccionados sólo en razón de su encuadramiento sindical.

La propuesta de Tecnalia

En su presentación Tecnalia resume su propuesta mediante tres fases: Análisis; Definición contraste de ámbitos y líneas (sic); y el Master Plan.

Fase 1.- Análisis, incluye las tendencias tecnológicas internacionales; el contexto argentino y las capacidades INTI. Al respecto resulta altamente llamativo que esos contenidos se realizan sólo sobre tres sectores preestablecidos (Alimentación, Energía y Movilidadii), así como que el proceso fuera realizado “utilizado fuentes que contienen publicaciones, informes y documentos ya existentes, así como otras fuentes de información (revistas, instituciones, organismos especializados, etc.)” y “conversaciones con agentes relevantes del ecosistema de innovación argentino llevadas a cabo durante las distintas visitas realizadas por Tecnalia a Argentina en 2017”. Inclusive para evaluar las capacidades del INTI, sólo se consultaron a “personas referentes en cada uno de los ámbitos (Alimentación, Energía y Movilidad)”.

Tanto la selección previa de los sectores prioritarios como la falta de consulta a la totalidad de los Directores de los Centros de Investigación del INTI pone un signo de interrogación sobre la validez de la propuesta, al menos desde el punto de vista de su interés como aporte efectivo al modelo de desarrollo industrial que nuestro país definitivamente necesita.

Fase 2: Definición contraste de ámbitos y líneas, que comprende: Matrices de oferta y demanda; Identificación de ámbitos y líneas oportunidad; y Selección de líneas de I+D. Nuevamente en estas tareas sólo se consultaron a “agentes del ecosistema argentino (INTI y externos) en los sectores de Alimentación, Energía y Movilidad con el objetivo de identificar y contrastar la oferta/demanda tecnológica y de I+D actuales y futuras.

Resulta Nuevamente, las limitaciones de las consultas a sectores preseleccionados priva a la propuesta de la amplitud necesaria e indispensable para conformar una propuesta integral que responda a la estructura presente de la industria argentina y su proyección futura.

Fase 3: Master Plan, destinado a la “identificación de los proyectos que integran el Plan se ha realizado una ficha descriptiva (4-6 hojas) con una descripción de los proyectos recogiendo entre otros, aspectos como la Descripción y actividades, Recursos humanos, Infraestructuras, Recursos financieros”

Es llamativo que toda esta elaboración pueda haber sido realizada por una consultora sin experiencia previa sobre la industria argentina utilizando sólo 5 días de estadía en el país para visitar las instalaciones del INTI, realizar entrevistas con algunos agentes no identificados de los sectores preseleccionados y algunos agentes relevantes del ecosistema de innovación argentino, tampoco identificados; intercambios que habrían sido complementados con algunas consultas realizadas vía Skype y la consulta con bibliografía disponible.

También es llamativos que en su propuesta no se mencione la metodología con que fueron seleccionados los 13 proyectos que la integran y que esa presentación se limite a una sucinta descripción de sus objetivos, actividades y presuntas ventajas e impactos.

Sigue el listado de los proyectos propuestos por Tecnalia.

En la presentación para cada proyecto se resumen brevemente los objetivos, motivaciones, actividades, tecnologías clave y los resultados e impacto esperado. Por su importancia, el tema de los recursos financieros necesarios para la implementación de la propuesta será tratado más adelante.

Proyecto 1.- INTI Innovation Center: “Centro argentino referente en innovación, para la generación de valor orientado al mercado, integrando conocimiento, tecnología y desarrollo industrial. Este proyecto permitirá a INTI ser una figura catalizadora de la política de innovación argentina, fomentando la cultura de innovación en la sociedad y el desarrollo tecnológico en el tejido empresarial nacional”. “Objetivos: Potenciar el uso de las materias primas autóctonas y la competitividad del producto argentino en la industria nacional; Promover la generación de nuevos negocios de base tecnológica; y Articular investigación y desarrollo tecnológico de la mano de la industria argentina para dotarla de valor añadido y fortalecer toda la cadena de valor”.

El INTI Innovation Center dispondría espacios para el desarrollo de nuevos negocios; para el encuentro de la industria y la sociedad; para los “open labs” de los tres sectores seleccionados (Movilidad, Energía y Alimentación Saludable); y para oficinas.

Los Open Labs están concebidos como “espacios abiertos al ecosistema nacional de innovación para potenciar el interés de los agentes industriales en el desarrollo tecnológico; espacios de demostración que fomenten la inversión privada para el desarrollo de proyectos estratégicos en la industria argentina y espacios de exposición de tecnologías y productos nacionales de alto valor añadido que amplifique su impacto a nivel nacional e internacional”

El Open Lab Movilidad desarrollaría dos proyectos:

  • Proyecto 2.- Materiales y Procesos Avanzados:
  • Proyecto 3.- Movilidad Electrificada y Autónoma

El Open Lab Energía tendría a cargo los siguientes proyectos

  • Proyecto 4.- Laboratorio de interconexión de energías renovables a la red eléctrica inteligente:
  • Proyecto 5.- Soluciones constructivas eficientes
  • Proyecto 8a.- Biorrefinería integral y sostenible

Por último el Open Lab Alimentación Saludable tendría a su cargo los siguientes proyectos:

  • Proyecto 6.- Obtención de ingredientes naturales
  • Proyecto 7.- Alimentos innovadores, saludables y de alto valor nutricional
  • Proyecto 8b.- Valorización de los subproductos alimentación implementando bioeconomía circular

En modo independiente de los Open Labs, existiría un área de Transformación Digital Industrial 4.0 de la que dependerían los siguientes tres proyectos

  • Proyecto 9.- Laboratorio de Ciberseguridad Industrial Argentina
  • Proyecto 10.- Laboratorio de
  • Proyecto 11.- Digital Innovation Hub – MDI

Finalmente, sin dependencia definida (posiblemente dependería del INTI Innovation Center) la colección se completa con dos proyectos adicionales:

Proyecto 12. Transferencia tecnológica y valorización: Destinado a “orientar el desarrollo tecnológico de INTI a resolver los retos del entramado productivo argentino consiguiendo IMPACTO en términos de generación de nuevos negocios de base tecnológica, empleos de calidad y competitividad de la industria argentina en el mercado global”, focalizado en “poner en marcha un equipo y una organización capacitados para la transferencia tecnológica y la valorización de los desarrollos tecnológicos propios de INTI”; “conectar retos de la sociedad y la industria argentina, emprendedores y capacidades tecnológicas de INTI para desarrollar nuevos negocios de base tecnológica”; y “desplegar todo el potencial de las actividades de desarrollo tecnológico de INTI, aportando una sistemática en la ideación , protección y comercialización de tecnología para conseguir impacto generando empleos de calidad y aportando competitividad a la industria a nivel internacional”.

Proyecto 13. Argentina+Innova: señala como medida del éxito que el “INTI desarrollará la Agenda de Innovación Tecnológica de 1.500 PYMES industriales Argentinas cada año, identificando y poniendo en marcha más de 5.000 proyectos”, indicando como objetivos que “Argentina+innova (A+i) promueve la innovación sistemática y abierta en las pyme industrial. Cuenta con programas que promueven la innovación para favorecer la transformación empresarial y así aumentar su competitividad”; una “iniciativa de Desarrollo Tecnológico Regional que permitirá socializar la innovación en la industria Argentina y motivar/activar la demanda como motor de dicha innovación”; y la “innovación sistemática y permanente; innovación tecnológica y de procesos, innovación organizativa y de marketing y “reconocida” por el mercado, con resultados”.

El tema del financiamiento del proyecto Tecnalia no es en absoluto menor, toda ver que la presentación propone la venta de activos existente como fuente de “quick wins” fundamentales para el financiamiento de las etapas iniciales del proyecto, lo que en buen castizo significa comenzar por demoler al INTI que conocemos.

Interrogantes

Del análisis de la información disponible surgen varios interrogantes:

  • ¿Cómo y porqué fue seleccionada Tecnalia? La estructura industrial española, pese a su mayor tamaño frente a la argentina, parece poseer menor nivel de integración y complejidad que nuestra industria. (por ejemplo, la industria española no tiene capacidad autónoma para exportar centrales nucleares llave en mano ni para diseñar y construir satélites de investigación y de comunicaciones, como si ha demostrado Argentina).
  • ¿Cómo, porqué y por quienes fueron seleccionados como prioritarios los sectores de Movilidad, Energía y Alimentación? La presentación parece sugerir que esas selecciones fueron realizadas en modo previo a la consultoría y no como resultado de la misma.
  • ¿Quienes fueron consultados por Tecnalia y cuáles fueron sus consideraciones? De la presentación surge que no habrían sido consultados referentes de otros sectores industriales, algunos de igual o mayor importancia que los preseleccionados.
  • ¿Qué ocurrirá con los sectores no seleccionados? Las indicaciones de ventas de activos para lograr las “quick wins¨ que financiarían las etapas iniciales del proyecto Tecnalia sugieren su privatización, achicamiento o su eliminación.
  • ¿Que pasará con las funciones referidas a la metrología y su control, asignadas por ley al Ministerio de Producción?
  • ¿Cuál es la verdadera finalidad de los Open Labs? La descripción disponible sugieren un perfil estilo “free shop tecnológico” antes que verdaderos laboratorios de I+D.
  • ¿Existe alguna relación entre las propuestas del proyecto Tecnalia y los recientes despidos en el INTI?
  • ¿Las más de 90 contrataciones realizadas por el INTI luego de los despidos son suficientes para asegurar la continuidad operativa del Instituto y sus prestaciones a la industria?
  • ¿Cual será el perfil de industria argentina que resultará a largo plazo de la implementación del proyecto?
  • ¿Ese perfil se corresponde con el nivel de diversificación y de desarrollo alcanzado por la industria argentinas?
  • ¿Ese perfil es conveniente a los intereses nacionales?

Conclusiones

Cuatro conclusiones breves:

Respecto del proyecto Tecnalia: todo parece indicar que, en el mejor de los casos, fue elaborado a la ligera, partiendo de conclusiones preestablecidas, mediante consultas sesgadas y con objetivos que, a falta de mejor información, no parecen la mejor solución para introducir mejoras al INTI consistentes con los intereses reales de la industria argentina.

Los despidos producidos y las posteriores contrataciones parecen estar íntimamente relacionadas con un comienzo de ejecución del proyecto Tecnalia y deberían ser inmediatamente revertidos hasta que se clarifiquen las dudas sobre el proyecto y/o que este sea sustituido.

La totalidad del proyecto debe ser revisado a la luz de los intereses nacionales, en modo transparente y con participación de especialistas de la totalidad de las cadenas y sectores productivos de la industria argentina y de las universidades nacionales de todo el país.

Cualquier proyecto de mejora del INTI, que seguramente podrá ser necesario, debe realizarse tomando en cuenta las recomendaciones que surjan de la revisión arriba mencionada en modo consensuado por los actores interesados.

Ing. José María Fumagalli
Socio de FVS y Asociados
Vicepresidente de la Asociación Argentina de Ingenieros Químicos


i El Ministerio de Industria y Comercio fue creado como tal en 1949 y con algunas variantes funcionó con ese rango hasta que, en la presidencia de Arturo Frondizi, fue descendido a categoría de Secretaría, rango que mantuvo hasta que volvió a ascender a categoría de Ministerio en 2008. Su rango fue reducido al nivel de Subsecretaría, dependiente de la Secretaría de Industria y Servicios, bajo la órbita del actual Ministerio de Producción, desde el inicio de la presidencia de Mauricio Macri.

ii Según la presentación, el sector de Movilidad comprende las problemáticas de materiales y procesos avanzados de fabricación relacionados con el la propulsión eléctrica de medios de transporte ferroviario y automotriz.

Compartir