Recién en esa fecha el Estado se pondrá al día

El Gobierno terminará de pagar una deuda con petroleras en 2021

El principal acreedor es YPF, con u$s 792,1 millones, seguida por PAE y Total Austral. El Ministerio de Energía oficializó la Resolución 97/2018, en la que definió un pago a las petroleras de u$s 1583,2 millones por la deuda que se acumuló el año pasado en subsidios a la producción de gas. A partir de enero de 2019, el Gobierno cancelará sus obligaciones en 30 cuotas mensuales “iguales y consecutivas”, por lo que recién se terminará de abonar a mediados de 2021 el gas producido en 2017.

El Ministerio de Energía oficializó la Resolución 97/2018, en la que definió un pago a las petroleras de u$s 1583,2 millones por la deuda que se acumuló el año pasado en subsidios a la producción de gas. A partir de enero de 2019, el Gobierno cancelará sus obligaciones en 30 cuotas mensuales “iguales y consecutivas”, por lo que recién se terminará de abonar a mediados de 2021 el gas producido en 2017. El pago será en pesos al tipo de cambio mayorista promedio del mes anterior al de realizado el depósito. Los principales acreedores del Estado son YPF –cuyo principal accionista es su deudor– con u$s 792,1 millones; Pan American Energy –el grupo de los Bulgheroni– con u$s 162,9 millones; la francesa Total Austral con u$s 159,5millones; y la alemana Wintershall, con u$s 120,8 millones. Más atrás aparecen otros apellidos ilustres de los negocios, como Marcelo Mindlin (Petrolera Pampa) con u$s 91 millones; y Eduardo Eurnekian (CGC) con u$s 59,3 millones. Las empresas tienen 20 días hábiles para adherir a este programa de pago y deberán aceptar los términos de esta resolución, al tiempo que renunciarán “a todo derecho, acción, recurso y reclamo, presente o futuro, tanto en sede administrativa como judicial, con relación al pago de las obligaciones emergentes” de los programas y sus condiciones previas. El Plan Gas finalizó el 31 de diciembre de 2017 y durante el año pasado el Estado no destinó ni un solo peso al programa, para cumplir con la meta fiscal de bajar el déficit primario a 4,2% del Producto Bruto Interno. Fue un plan de estímulo creado en 2013 por el ex ministro de Economía Axel Kicillof para reactivar la producción de gas, que iba en franca caída hasta 2013. Eso se logró hasta 2016, mientras que el año pasado hubo un pequeño retroceso. El tema ocupó a la industria durante todo el mes pasado. Semanas atrás, el presidente de YPF, Miguel Ángel Gutiérrez, valoró la voluntad del Gobierno de asumir la deuda y buscar una forma de pago Una fuente del sector analizó: “El Plan Gas funcionó, incrementó la producción y se bajó la importación. Fue positivo para Argentina”. “Es bueno que se resuelva la deuda y que haya previsibilidad, pero tampoco es el mejor acuerdo que podíamos lograr: el pago es en 30 cuotas sin reconocer intereses, sin que nos den nada en 2018 y tampoco hay fechas para el depósito mensual, con lo cual, si hay una devaluación, se estiraría la incertidumbre”, agregó. Otra fuente confirmó que, de todas maneras, se seguirá hablando sobre las compensaciones por estas demoras, para que, al final del recorrido, no se licuen tanto los ingresos. Más allá de esto, desde enero de este año el Estado debería pagar a los productores un subsidio-estímulo por la producción de gas no convencional mayor a la de los últimos dos meses en cada yacimiento. Este año, ese sostén será de u$s 7,50 por millón de BTU, y llegará a u$s 6 en 2021.

Fuente: Ministerio de Energía y Minería de la Nación

Compartir