Fuerte suba en las inversiones hidrocarburíferas en Río Negro

De acuerdo con datos de la Secretaría de Energía

El aumento fue de un 135% en la comparación anual y de un 90% con respecto al promedio del último lustro. Además de beneficiarse con la puesta en marcha de distintas áreas licitadas, se trató de la provincia de la Cuenca Neuquina con más pozos perforados durante 2010.

En un contexto nacional signado por la caída generalizada en todos los parámetros de la actividad hidrocarburífera, los números de Río Negro son altamente esperanzadores: de acuerdo con la Secretaría de Energía, la producción del sector creció un 11% durante 2010, mientras que muchos de los yacimientos provinciales quintuplicaron su nivel extractivo. Pero sin dudas el dato más sobresaliente estriba en el aumento de las inversiones, que se situó en un 135% anual, porcentaje que oscila en torno a un 90% si se lo compara con el promedio de los últimos cinco años.

La participación rionegrina en la distribución de las inversiones que realizó la industria petrolera en todo el país también experimentó un alza notable, al pasar de un 4% en 2005 hasta un 9% sobre el cierre de 2010.

Por si fuera poco, cada vez más firmas de gran envergadura, como es el caso de YPF, Petrobras y Apache, apuestan por Río Negro. Y las perspectivas para esta temporada son óptimas si se tiene en cuenta que está próxima una licitación de áreas ubicadas en la zona de Catriel.

A decir de la secretaria de Minería e Hidrocarburos, Tamara Pérez Balda, los resultados que hoy se están cosechando se basan en el camino recorrido desde hace cinco años a partir del diseño y la implementación del Plan Exploratorio Provincial. “Hemos posicionado a Río Negro como una plaza petrolera. Empezamos desde cero y actualmente los hidrocarburos constituyen el primer recurso genuino de la provincia luego de las rentas generales”, afirma en diálogo con este medio.

De hecho, es posible que la provincia finalice 2011 con una mayor cantidad de pozos perforados que la mismísima Neuquén. A ello debe añadirse que, dentro del territorio rionegrino, Capex se encuentra realizando la excavación más profunda de toda la Cuenca Neuquina (tendrá 5.400 metros).

De cara al futuro, Pérez Balda destaca, además, que el subsuelo rionegrino aún no fue estudiado con la misma rigurosidad con la que se exploró el centro de la cuenca. En efecto, más de un especialista cree que las nuevas exploraciones en ejecución podrían deparar agradables sorpresas, y no descartan la posible existencia de un reservorio de gas no convencional en la zona de Roca.

Prórrogas en marcha

Río Negro se encuentra entre las últimas provincias argentinas que renovarán las concesiones petroleras que pasaron a su jurisdicción. Las prórrogas se definirán este año, y 10 de las 11 empresas que en su suelo operan yacimientos concesionados por el Estado nacional durante los años ‘90 ya se presentaron ante el gobierno provincial para anticipar sus intenciones de extender por una década la vigencia de sus respectivos permisos de explotación.

Incluso Chevron, cuyas concesiones vencen dentro de casi 15 años, manifestó su interés al respecto. Tan sólo Pluspetrol, que tiene a su cargo el campo Loma Guadalosa, decidió no presentar la documentación que exige la normativa.

“En este proceso no entran las áreas que fueron otorgadas por el gobierno provincial. En el paquete de 23 bloques hay tres sin explotación y varios más con registros muy bajos. Actualmente, un 80% de nuestra producción está a cargo de cuatro compañías: YPF, Entre Lomas, Petrolifera y Petrobras”, puntualiza Pérez Balda.

Un proceso exitoso

A mediados de 2006 Río Negro lanzó su Plan Exploratorio Provincial en la ciudad de Houston (Estados Unidos) e inició una serie de rondas licitatorias –que concluyó a fines de 2007– con el propósito de atraer inversiones para el desarrollo de 19 áreas revertidas por la Nación.

En concreto, se ofrecieron bloques de las cuencas Neuquina, del Colorado y del Ñirihuau (estas dos últimas sin ningún antecedente de explotación).

El proceso fue sumamente exitoso, ya que a lo largo de las cuatro rondas licitatorias se presentaron más de 60 empresas. En ese sentido, las inversiones comprometidas por las firmas que obtuvieron las adjudicaciones superaron los 600 millones de dólares.

Asimismo, la provincia incluyó, en los nuevos permisos de exploración, regalías adicionales de hasta un 24% a través del aporte en especie como variable de concesión.

Compartir