Nuevo escenario energético

Expendedores conforman una Comisión para analizar el mercado de los autos eléctricos

La irrupción en el país de los primeros modelos que se cargan con electricidad definió a los directivos de Cecha a adentrarse en esta innovadora tecnología. Para ello constituyeron un organismo especial con el objetivo de integrar a las estaciones a este nuevo mercado que día a día gana adeptos en todo el mundo.

La irrupción en el país de los primeros modelos que se cargan con electricidad definió a los directivos de Cecha a adentrarse en esta innovadora tecnología. Para ello constituyeron un organismo especial con el objetivo de integrar a las estaciones a este nuevo mercado que día a día gana adeptos en todo el mundo.

Aunque por ahora los autos eléctricos representan tan solo el 1% del mercado global, se espera que la cifra crezca exponencialmente los próximos años debido a sus ventajas económicas y medioambientales respecto a los que se movilizan a través de combustibles fósiles.
La Argentina ya recibió el primer modelo, el BAIC EX260 de origen chino, mientras se espera la llegada de la Kangoo Furgón y el Sero Electric. Nissan, por su parte, acaba de anunciar el desembarco en el país del vehículo eléctrico más vendido en el mundo antes de marzo de 2019: el Leaf, con 300.000 unidades entregadas desde 2010.
YPF fue la primera compañía petrolera que inició gestiones para abastecer la futura demanda. El año pasado, tras la instalación de dos surtidores, anunció un plan que proyecta la habilitación de más de 200 puestos de recarga en 110 Estaciones de Servicio de toda su red, a través de la alianza firmada con el grupo internacional ABB y QEV Argentina.
En este contexto, los expendedores tampoco quieren quedarse relegados de esta carrera tecnológica. Es por ello que la Confederación del Comercio de los Hidrocarburos de la República Argentina (CECHA), conformó una comisión especial con la intención de integrar a las estaciones a este nuevo escenario.
Los trabajos comenzarán esta misma semana con reuniones con empresas que se dedican a instalar postes de carga. “Nosotros no podemos perder terreno”, aseguró el presidente de Cecha, Carlos Gold.
La carta que pretenden jugar los estacioneros tiene que ver con una debilidad de los autos eléctricos frente a los de combustión interna: la demora en las cargas de las baterías. “La principal ventaja que tendrá una Estación de Servicio va a ser la rapidez con la cual se va a poder abastecer eléctricamente un auto. Si las propias estaciones se transforman en generadoras de energía, puede ser un salto de calidad muy importante en la matriz energética”, destacó Gold.

Fuente: Surtidores

Compartir