Crecen las ventas de combustibles pese a los reiterados aumentos

Ayer subieron 4,5% los combustibles de Axion, Oil y Shell, dando continuidad a incrementos aplicados desde la liberación de precios.

Este jueves las petroleras Shell, Oil y Axion modificaron el precio de sus combustibles en un promedio de 4,5%.

Desde que arrancó 2018, el incremento ha sido de 12,6%, mientras que desde la liberación de precios anunciada en octubre del año pasado, las naftas acumulan subas de hasta 19,9%.

Pese a esto, las ventas de las estaciones de servicio siguen creciendo, impulsadas principalmente por la expansión del parque automotor.

Según estadísticas publicadas por el Ministerio de Energía de la Nación, entre enero y febrero del año pasado se vendieron 114.066 m3 de combustible en Mendoza, mientras que en igual periodo de este año comercializaron 119.438 m3. La diferencia de un año a otro marca un crecimiento de 4,71%.

Si se analizan las ventas de destilados por tipo de combustible, se encuentran dos realidades diferentes. Por un lado, se ve con claridad cómo crecen las ventas de productos consumidos por autos y camionetas particulares.

Es que en febrero de este año, el parque automotor llegó a 786.903 vehículos. Eso quiere decir que este año hay 38.622 autos más demandando combustible a las estaciones de servicio que en 2017.
Por el otro, se observa una retracción del combustible utilizado con fines comerciales, el gasoil común. Las estadísticas oficiales indican que las ventas de diésel común cayeron 1,55% en la provincia durante el primer bimestre, al pasar de 43.258 m3 vendidos entre enero y febrero de 2017 a 42.586 m3 en igual periodo de este año.

Ese resultado está vinculado al nivel de actividad de los transportistas, ya que son los principales consumidores de ese combustible. Guido Calzetti, presidente de la Asociación de Propietarios de Camiones de Mendoza (Aprocam), confirmó que “la actividad del transporte de cargas cayó en la primera parte del año, principalmente para los que hacen transporte internacional”.

La situación es muy diferente para los otros combustibles, a pesar de los aumentos de precios constantes. El diésel premium, por ejemplo, registró un crecimiento de ventas de 15,24% en los primeros dos meses del año.
De acuerdo al último informe presentado por el Gobierno, entre enero y febrero de 2017 las estaciones de servicio locales vendieron 18.187 m3 de ese combustible. Este año, durante el mismo periodo, se vendieron 20.958 m3.

También la nafta súper tuvo un primer bimestre favorable. Los números publicados por el Ministerio de Energía de la Nación, señalan que las ventas de nafta súper aumentaron 4,5% en el periodo enero-febrero, al pasar de 33.123 m3 vendidos en los dos primeros meses del año pasado a 34.636 m3 en igual periodo de 2018.

Mejor aún fue el desempeño de la nafta premium, que pasó de 19.498 m3 vendidos en el primer bimestre del año pasado a 21.258 m3 en los primeros dos meses de 2018 (9,02% de aumento).

Precios sin frenos

La liberación del precio de los combustibles anunciada a fines de setiembre de 2017 por el ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, provocó una seguidilla de incrementos.

Al tener las petroleras la libertad para modificar los valores en bocas de expendio, los precios de los destilados se hicieron mucho más sensibles a los cambios económicos.

Sirve de ejemplo lo ocurrido con el precio de la nafta súper de Shell, cuyo valor se modificó seis veces desde la liberación hasta hoy, acumulando un incremento de 17%.

En octubre el litro estaba a $ 22,41, en noviembre bajó un poco a $22,09, en diciembre saltó a $23,42, en enero a $24,83, en febrero $25,21 y finalmente ahora en abril pasó a valer $26,38.

En tanto, el diésel premium tuvo un aumento de 19,9%, pasando de $ 22,39 el litro en octubre de 2017 a $ 26,86 en abril.

En esta oportunidad, la suba aplicada por Axion, Shell y Oil se debe al impacto del aumento de los bioetanoles dispuesto por el Gobierno Nacional para marzo y abril, con incrementos que varían entre el 11 y el 18 por ciento, ya sea derivado de la caña de azúcar o del maíz.

El precio de los biocombustibles es la única referencia de costo regulada que incide en el precio final del litro de nafta o de gasoil, y al que las petroleras suman el precio internacional del barril de petróleo del tipo Brent, la evolución del tipo de cambio y el incremento inflacionario que afecta sus procesos de producción.

Así fue que las empresas que decidieron aumentar sus combustibles en el segmento mayorista y como consecuencia también subió el precio de los destilados en bocas de expendio.

La justificación de las petroleras, según el sitio surtidores.com, está dada por la cotización del dólar, que aumentó más de un peso desde la última revisión de precios.

“La suba pudo haber sido mayor, pero en ese periodo también bajó 5% el valor internacional del barril de crudo, pasando de U$S 65 a U$S 62 aproximadamente. El balance de esos resultados, junto a las demás variables que determinan el precio de los combustibles, dio como resultado la suba de 4,5% mencionada anteriormente”, remarcaron.

Entonces, cómo quedaron los precios: con la aplicación de la suba, el litro de nafta súper de Shell pasó de costar $25,21 a $26,38 en algunas bocas de expendio (4,64% de suba). Por su parte, la nafta premium aumentó de $ 29,28 a $30,44 (3,96%), el diésel común saltó de $ 21,95 a $ 23,46 (6,87%) y el euro subió de $ 25,55 a 26,86 (5,12%).

Lo mismo pasó con los líquidos de Oil. La súper de esa bandera pasó de valer $ 25,21 a $ 27,33 (más de 8% de incremento), la nafta premium pasó de $28,46 a $29,38 (3,2%); el combustible euro subió de $24,83 a $25,60 (3,10%) y la fórmula diésel se incrementó de $ 22,37 a $ 24,13 (7,86% de suba).

Voceros de YPF aclararon que “por el momento no hay nada previsto con respecto a precios por parte de la empresa”.
Impacto en la inflación

Según el doctor en economía Pablo Salvador, este último incremento impactará en el IPC de abril, que se sumará a la suba del gas en la provincia del 40%.

Mientras que en marzo -dato de inflación que aún no está definido- se espera que el número se ubique por encima de 2%.

“La inflación para este año claramente será mucho más alta que la proyectada por Macri y el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo”, remarcó Salvador.

Oil dio más plazo a su red para abastecerse con otras banderas

La situación legal y financiera de Oil Combustibles está muy lejos de ser resuelta. Por eso, la petrolera extendió hasta el 15 de abril el “permiso” para que las estaciones de servicio pertenecientes a su red se abastezcan de otras marcas.

Cabe recordar que como consecuencia de los conflictos legales del Grupo Indalo, del cual forma parte Oil Combustibles, la refinería de San Lorenzo debió frenar sus actividades.

Al no poder abastecer a sus bocas de expendio, la empresa autorizó a los estacioneros a comprarle combustibles a otras marcas hasta el 31 de marzo.

Como el conflicto sigue sin resolverse, el plazo se extendió 15 días más.

La prórroga de dicha autorización, fue dada a conocer a través de un comunicado oficial de la petrolera. “A los efectos de regularizar la situación en el corto plazo, se hace saber que nuestra compañía se encuentra realizando todas las gestiones comerciales y judiciales que permitan las contrataciones necesarias para asegurar y producir el suministro de combustibles en forma continua, de modo de reabastecer regularmente a toda su red de comercialización”, indica la nota.

“Hasta tanto ello ocurra, se le autoriza hasta el 15 de abril de 2018, para el caso que resultare necesario, a que proceda al abastecimiento alternativo en los términos del art. 3 de la Resolución Nº 1879/2005 de la ex Secretaría de Energía de la Nación, sin necesidad de incurrir en gastos para acreditar notarialmente la falta de entrega de los productos”, agrega. Por lo que por ahora los estacioneros podrán comprar a otras refinerías.

Fuente: Los Ándes

Compartir