Importantes compañías petroleras harán millonaria inversión en Bolivia

Las petroleras Shell, Repsol, Vintage, Petrobras y otras detallaron sus planes para la región, en un encuentro denominado “Inversiones Gas y Petróleo Tarija”.

 

Bolivia. Las petroleras Shell, Repsol, Vintage, Petrobras y otras detallaron sus planes para la región, en un encuentro denominado “Inversiones Gas y Petróleo Tarija”. Entre 2018 y 2022 las empresas petroleras destinarán una inversión de 3.500 millones de dólares para las actividades hidrocarburíferas, anunció YPFB Corporación, que firmó un convenio para  dar paso a la exploración del gas no convencional.
Óscar Barriga, presidente de YPFB, informó ayer que “de los 20 nuevos contratos de servicios petroleros que tenemos, ocho son en  Tarija para garantizar un inversión de más de 3.500 millones entre 2018 y 2022. Hoy se expondrá todo el plan de exploración y explotación en la región”.
Los recursos  significarán ingresos por renta petrolera en siete años, hasta 2025, por más de 3.000 millones de dólares, agregó.

El presidente Evo Morales detalló que sólo en el campo  Huacareta, con la perforación del pozo Jaguar X-6, a cargo de Shell, se destinan   1.987 millones de dólares, mientras que en Iñiguazu, Repsol programó  490 millones dólares. “Estas nuevas inversiones para el departamento de Tarija suman 2.477 millones de dólares”, destacó el mandatario.
Orlando Vaca,  gerente de Shell Bolivia, detalló que las obras civiles en el pozo Jaguar X-6, ubicado en el municipio Entre Ríos, se iniciaron    en agosto pasado y se prevé la perforación  el 15 de mayo próximo y de ser exitoso el reservorio entrará en producción en 2022.

Por su parte Michael Ditchfield,  gerente de finanzas de Petrobras Bolivia, explicó  que entre los  trabajos que se realizan  en el campo Sábalo a fin de mes se iniciará la producción del Pozo 6   que inyectará  28 millones de pies cúbicos día de gas. Se  invirtieron 84 millones de dólares para desarrollar ese yacimiento. La empresa también ejecutó 120 millones de dólares en el sistema de compresión, que permitirá aumentar  los volúmenes producidos e  incrementar las reservas de gas desde   el primer semestre de 2019.
Evandro Correa, director Ejecutivo de Latinoamérica y el Caribe de Repsol,   dijo que se tiene mucha esperanza de hallar gas en el pozo Boyuy.  En 2019 la petrolera española  cumple 30 años de operaciones  en Bolivia, tiempo en que se invirtieron  más de 3.300 millones de dólares. La firma    espera estar otros 30 años en el país, porque existe  mucho potencial.

YPFB y Vintage Petroleum también firmaron convenios de estudio para las áreas  Carandaiti, Sayurenda y Yuarenda, en Tarija.
El día de ayer YPFB y la empresa canadiense Cancambria Energy suscribieron un convenio de estudio para la exploración de gas no convencional  con la técnica del fracking (fracturación de la roca para extraer gas y petróleo con la presión de fuertes cantidades de agua). Las tareas se  realizarán en las regiones del Chaco (Santa Cruz, Chuquisaca y principalmente, Tarija) donde   la empresa Cancambria Energy  calcula  que hay recursos por más de 100 trillones de pies cúbicos (TCF).
Christopher Cornelius, CEO  de esa compañía, afirmó ayer que su equipo está  involucrado en este tipo de trabajos,  hace más de tres décadas.
“Nuestro objetivo es evaluar recursos no convencionales a gran escala en el área de Miraflores,  basados en nuestros estudios. Actualmente creemos que los recursos in situ, en el área de Miraflores, pueden exceder los 100 TCF y más aún en el Chaco”, anticipó  el CEO, tras suscribir el convenio de estudio de shale gas con YPFB Corporación y YPFB Chaco. Se planea perforar varios pozos en los siguientes 25 años, actividad que requerirá una inversión de varios millones de dólares.

Aseguró Luis Sánchez, ministro de Hidrocarburos, que la firma canadiense tiene  experiencia en operaciones de shale gas, porque ya intervino  más de  1.200 pozos en los lugares que opera.

El presidente Evo Morales afirmó ayer que con la tecnología hay varias formas de cuidar el medioambiente, refiriéndose a la  exploración y explotación de hidrocarburos en  áreas protegidas como Tariquía, en Tarija. “Claro, es nuestra obligación cuidar el medioambiente, a la Madre Tierra y ahora con la tecnología hay tantas formas de cómo cuidar el medioambiente”, sostuvo durante el encuentro denominado “Inversiones Gas y Petróleo Tarija”.
El mandatario reprochó que algunas personas se opongan a las operaciones hidrocarburíferas, de las cuales los únicos afectados por el rechazo son las comunidades, por no beneficiarse del desarrollo. “Si vamos a estar aquí en Tariquía o en otro lugar (…)  no vamos a permitir exploración, ¿a quienes estamos perjudicando? No es a mí, sino al pueblo y a las comunidades”, manifestó.
El Gobierno promulgó dos leyes para la exploración y explotación de los campos San Telmo y Astillero. Luis  Sánchez, ministro de Hidrocarburos, afirmó que las dos áreas se sobreponen a la reserva de Tariquía, pero que la afectación sólo llega  a 0,014%.

El fracking o fracturación hidráulica es una técnica que permite extraer el llamado gas de esquisto, un tipo de hidrocarburo no convencional que se encuentra literalmente atrapado en capas de roca, a gran profundidad, según BBC Mundo. Luego de perforar hasta alcanzar la roca con reservas, se inyectan a alta presión grandes cantidades de agua con aditivos químicos y arena para fracturar la roca y liberar el gas.

Los que se oponen al fracking apuntan entre sus principales riesgos la posible contaminación del agua tanto por aditivos químicos como por fugas de metano, el gas que se extrae de la roca de esquisto, y la ocurrencia de sismos.
YPFB con  base en estudios de la Agencia Internacional de Energía (AIE) anunció, en 2013  que Bolivia tenía un potencial de gas no convencional de 48 Trillones de Pies Cúbicos (TCF). Ayer firmó un convenio para explorar este tipo de hidrocarburo con Cancabria, una empresa canadiense. En Sudamérica, según la AIE, Argentina tiene uno de los mayores recursos comprobados del mundo de shale gas.
Desde 2010 se perforaron al menos 100 pozos usando fracking, la mayoría de ellos pertenecientes a YPF, de acuerdo con la BBC Mundo. La principal riqueza argentina está en una formación rocosa a 3.000 metros de profundidad llamada Vaca Muerta, que ocupa casi toda la provincia patagónica de Neuquén. Desarrolla estos yacimientos con la empresa estadounidense Chevron.

Fuente: LATAM Energy

Compartir