Relevamiento presentado en España

Aún hay 30 millones de latinoamericanos sin acceso a la electricidad

Aunque la cobertura eléctrica en Latinoamérica trepó hasta un 96%, todavía hay una gran cantidad de usuarios que carecen del suministro, sobre todo en el ámbito rural. Las fuentes renovables podrían desempeñar un papel clave para resolver esta problemática.

Lo que en esta parte del mundo constituye una preocupante carencia básica, del otro lado del océano puede presentarse como una atractiva oportunidad de negocios. La falta de cobertura eléctrica que aún sufren hasta 30 millones de usuarios latinoamericanos llama la atención de empresas españolas orientadas a la producción de energías renovables y la promoción de la generación aislada.

En la sede de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) de Madrid acaba de presentarse “El acceso universal a la energía: la electrificación rural aislada, visión en Iberoamérica”, una investigación que –entre otros factores– analiza el actual escenario del segmento eléctrico en las naciones latinoamericanas.

De acuerdo con el relevamiento, el suministro de electricidad ya alcanza a un 96% de la población a nivel regional, lo que refleja el sustancial avance registrado en el transcurso de las últimas décadas. No obstante, todavía hay entre 20 y 30 millones de personas que carecen del servicio, especialmente en comunidades de bajos ingresos y en ambientes rurales aislados.

El estudio –que detalla los mecanismos, instrumentos y regulaciones que mejor pueden ayudar a revertir esta situación– destaca que sumar a estos usuarios a la red eléctrica sólo será viable a partir de un especial nivel de atención y apoyo de los gobiernos, lo que deberá acompañarse con la implementación de nuevos modelos de servicio y el aporte de nuevos actores que provean soluciones sostenibles y asequibles.

Soluciones alternativas

El trabajo plantea que el acceso universal a la energía eléctrica estuvo bastante presente en las políticas desplegadas en la región durante las últimas décadas, lo que permitió elevar la tasa de cobertura. Sin embargo, esta expansión se basó principalmente en la extensión de redes, estrategia que no es apropiada para la electrificación de las zonas rurales aisladas.

De acuerdo con Julio Eisman, consultor en temas de acceso universal a la energía y representante de la MAUE, hay mucho por hacer al respecto. “El actual ritmo de electrificación rural en Latinoamérica es insuficiente. Parece muy difícil que se alcance el acceso universal a la electricidad en 2030, tal como se pide en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas”, se lamentó. Para que ello sea posible, agregó, es vital cambiar la mentalidad de los actores implicados. “Hay que pasar de electrificar con extensión de redes a hacerlo con fuentes renovables aisladas. Cuanto antes se produzca este cambio más rápido se alcanzará el objetivo del acceso universal”, proyectó.

Reguladores energéticos

La CNMC es una entidad con sede en Madrid que se encarga de preservar, garantizar y promover el correcto funcionamiento, la transparencia y la existencia de una competencia efectiva en todos los mercados y sectores productivos en beneficio de los consumidores y usuarios en España.

La falta de cobertura eléctrica que aún sufren hasta 30 millones de usuarios latinoamericanos llama la atención de empresas españolas orientadas a la producción de energías renovables
y la promoción de la generación aislada.

En actividad desde octubre de 2013, es un organismo público con personalidad jurídica propia que se desenvuelve independientemente del Gobierno español, pero está sometido al control parlamentario. ©

Compartir